Trucos de iluminación para decorar una cocina pequeña

decoracion cocina pequeña

Una cocina pequeña puede convertirse en “grande” y tener una presencia decorativa importante. Del mismo modo que una pieza de mayor, si a la hora de decorar tenemos en cuenta algunos trucos muy efectivos.

Existen muchos trucos para decorar una cocina pequeña, referidos a la distribución y amueblamiento. Pero en el apartado de hoy vamos a hablar de los trucos que existen para decorar una cocina de pequeña dimensiones, y que tienen que ver con la luz artificial y natural.

Iluminar convenientemente la cocina es el primer paso. Apliques de fluorescencia de luz blanca, la denominada Dayliht, distribuirán por gran parte del espacio un espectro luminoso de gran claridad que conseguirá el efecto de ampliar la cocina.

A pesar de ello quedarán rincones más oscuros que cerrarán la sensación de espacioIluminar estas zonas es fundamental; tubos de flourescencia blanca ocultos bajo la parte inferior de los muebles altos, iluminarán la zona de la encimera en toda su profundidad.

Esa luz sobre encimera distinguirá en una perfecta perspectiva los distintos niveles de cercanía que genera el amueblamiento por lo que nuestra cocina parecerá más grande.

Los rincones oscuros, que seguramente en una cocina pequeña estará aprovechados con pequeños estantes, pueden llevar iluminación focal. Siempre blanca, entre las estanterías o proyectada desde las paredes contrarias para que el efecto visual las separe del punto de mira humano.

La luz natural que entra por la ventana de una cocina pequeña, es oro, y no hay que desaprovecharla. Por lo tanto hay que olvidarse por completo de las cortinas o stores en tejidos fuertes o decorados.

Un visillo, mejor a media altura, blanco semitransparente y totalmente liso, sin dibujos ni bordados, permitirá aprovechar la mayor cantidad de iluminación solar posible.

Si en el alfeizar de esta ventana colocamos además pequeñas plantas verdes, los cactus son ideales, sobre macetitas de color, podremos ganar la impresión de que la ventana, a modo de trampantojo.

Deja un comentario